La Bella Y La Bestia… Un Nuevo Clásico


df

df

Disney es una empresa irregular, que puede entregarnos producciones buenas como Alicia en el País de las Maravillas y La Cenicienta, y sendos bodrios como Oz: El Grande y Poderoso o Maléfica, por lo cual uno ya no sabe que esperar de sus propuestas “modernas”.

La Bella y la Bestia es un clásico tan emblemático de muchas generaciones que hacer un remake con personajes de carne y hueso, resultaba tan seductor como suicida. Por un momento parecía que la producción se iría por el lado fácil, sin embargo para sorpresa tiene momentos brillantes.

La trama sigue la historia original, sin embargo se da pequeñas licencias creativas que hacen que haga la diferencia entre la versión animada y esta. El diseño de arte es espectacular, el castillo de la Bestia es algo ostentoso y recargado lo cual luce perfecto. El vestuario nos recuerda muy ligeramente a Espejito, Espejito, donde más es mejor. Así también a la música y efectos especiales.

Uno de los puntos flacos es la misma protagonista, la querida Emma Watson, que tiene una gama emocional igual a la de cualquier escoba del castillo encantado (si es que menos) y son inevitables las comparaciones. Mientras la versión animada, desborda pasión y energía en cada canción, aquí pareciera que Watson se puso en modo Kristen Stewart.

Un punto medio ambiguo son las nuevas canciones que incluyen en esta versión, y es que mientras que las originales tenían toda la estructura de las bandas sonoras de su época (rimadito) aquí las nuevas, son más que canciones, exclamaciones, se nota que Broadway esta metido en esto, porque como musical de este tipo de teatro, son frías, muy intelectuales y poco expresivas a diferencia de la sencillez de las primeras.

Hay cosas que se extrañan como la pasión de cada uno de los personajes, se entiende que la animación así lo permitía, pero por  ejemplo la canción de apertura, todo el pueblo parece Emos Victorianos, le falta mucha coreografía.

Quienes se roban las cámaras son el mismo Luke Evans como Gastón, Josh Gad como Lefou, Ewan McGregor  como Lumiere y Emma Thompson Señora Potts.

En el caso de Josh Gad  con su personaje abiertamente homosexual se ha creado una gran controversia. Por un lado, que es un estereotipo para la comunidad Lesbico – Gay y por el otro lado de los más conservadores, que este tipo de personajes no deberían aparecen en cintas “infantiles”. Personalmente creo que el motivo de que Lefou, literalmente se suelte la greña, es para hacer reír al publico y que  no haya un rechazo hacia este personaje, sino haga click con las audiencias, aunque claro, cae en los estereotipos televisivos. Sobre lo que los conservadores de que este no es un tipo de materiales para este personaje, ni voy a opinar, porque me da flojera su mojigatería.

También se habló mucho del vestido de Bella, que si muy simple, que parecía trapeador etc. Hay que tener claro que la cinta tiene miras más hacia las nuevas generaciones, y en algunos casos es lamentable algunas decisiones, por ejemplo la versión de Ariadna Grande de la canción de Bella y Bestia, es muy simplona como canción de comercial de cajas de cereal, sin embargo en la cinta Emma Thompson hace una excelente interpretación de este clásico.

Todas las canciones siguen a las originales, en algunas hay arreglos de más y se esfuerza la producción por crear esa magia alrededor de estos dos personajes. El vals de la Bella y la Bestia sigue los pasos del vals de Cenicienta, lo cual al momento de entonarse la canción principal, logran el cometido, hacer que el publico quede en total silencio y ver como la Bella y la Bestia se deslizan por todo el salón con gracia y delicadeza.

EL ritmo es bueno, es emocionante e intimo, busca conectar a los protagonistas para que la magia funcione. Se agradece que el perfil de Bella se respete, no como una princesa en apuros, sino como una mujer luchona, que no tiene miedo a nada ni nadie y que a la par, en la Bestia encuentra a un igual, con sus mismas inquietudes, aspiraciones y de pensamientos.

En términos generales La Bella  y La Bestia es una gran producción con sus más y sus menos, pero que a todas luces revive a un clásico tan amado que esta versión se convierte también  se convierte en uno. La Bella y La Bestia, es raro como una historia tan conocida pueda resultar nueva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s